Fetiche de pies: atracción y placer.

La palabra fetichismo significa «amantes de lo particular», y en el caso del fetiche de pies, amantes de los pies y los tobillos. Pero para los amantes de los pies, nunca podría resumirse en tan pocas palabras.

¿Qué es el fetichismo de pies?

El fetiche con los pies irradia una admiración, y tiene una carga erótica. Este atracción se centra sobre todo en la atracción por los pies de mujer, sobre todo si están bien cuidados y son sensuales.

El fetich de pies, también denominado podofilia, se centra en la admiración de los pies no sólo como una parte del cuerpo, sino que también genera deseo cuando éstos están realizando una actividad específica. Desde caminar en unos zapatos de tacón, a jugar de manera traviesa con ellos, no hay límites.

Como cualquier otro fetiche, el fetiche de pies está avalado por estudios científicos, y es que el estudio «Prevalencia relativa de diferentes fetiches» muestra que la adoración por los pies es lo de más común.

Historia del fetiche con los pies.

Si miramos atrás en el tiempo y buscamos signos de fetichismo en los pies, inmediatamente encontramos resultados:

Asia es histórica y culturalmente el área donde el pie es más adorado y apreciado. Por ejemplo, en China, las geishas solían vendarse los pies para evitar que crecieran y es común que en la cultura asiática en general les gusten los pies pequeños. Excepto en Japón, por supuesto, donde es bien sabido que el fetiche más común es el de las bragas usadas, o burusera.

A lo largo de los siglos la fascinación del pie se ha hecho cada vez más fuerte en mucho ámbitos: pies descalzos o con joyas, con medias o con tacones de aguja, e incluso envueltos en calcetines de invierno calientes… la imaginación y el deseo del fetichista siempre hará que este tipo de escenas le provoquen placer.

El fetichismo de pies es tan común que la Wikipedia lo define como un aspecto de la sexualidad humana. Una parte intrínseca que tanto artistas, poetas e iluminados del pasado siempre lo han exaltado.



¿Te ponen los pies? ¡Díselo a tu pareja!

Si te acabas de dar cuenta de que lo tuyo son los pies, es el momento de decírselo a tu pareja. Al igual que el resto de los fetiches, no hay nada que temer, es normal sentirse atraído por los pies.

Al igual que el resto de prácticas sexuales, siempre es bueno hablar con tu pareja antes de entrar en la habitación. En este caso puedes comentarle que has visto una escena o fotografía en concreto sobre los pies por la que has sentido atracción.

Una confesión a tiempo, puede derivar en la mejor y más placentera de las tardes.

Actividades sexuales con los pies.

Un juego clásico para empezar con los pies, es el de tocar a tu pareja por debajo de la mesa. Puedes empezar por el tobillo e ir subiendo por el muslo… No te olvides de practicar esto, sólo si hay algún mantel que os permita a ti, y a tu pareja, no ser vistos. Ésta práctica suele gustar tanto a chicos como a chicas, y puede hacerse a ambas persona, ya que el punto final del camino del pie, es el mismo…

Considera que este momento, puede ser muy caliente, y quizás tú y tu pareja necesitáis solventarlo pronto. Déjalo para los últimos momentos de la cena, así podréis ir corriendo a casa a bajar el calentón.

Una vez en casa, podéis seguir utilizando vuestros pies como la base de la noche. Un masaje de pies o unos juegos preliminares en los que acaricies o recorras todo el cuerpo de tu pareja con los pies, puede llegar a ser de lo más divertido.

Calentando el ambiente.

Si quieres hacer un regalo a tu pareja fetichista puedes ofrecerte para un masaje, usando tus pies y un buen aceite para masajear cualquier parte del cuerpo.

Otra de las prácticas que más suelen calentar a los fetichistas de los pies es chupar los dedos de su pareja. Además esto suele también traer mucha satisfacción a la persona a la que le lamen los dedos, ya que estos suelen estar llenos de terminaciones nerviosas que enfatizan las sensaciones placenteras que se sienten durante las relaciones sexuales.

Las redes sociales y la fascinación por los pies.

Las redes sociales han favorecido a la exaltación de los pies, y es que hoy en día no es sólo una práctica en el interior de las habitaciones, sino que son muchas las personas que se han animado a mostrarlo de manera abierta.

Muchas modelos también se han unido a este fetiche y es cada vez más común chicos y chicas que ofrecen o buscan fotografías u objetos relacionados con los pies, como vídeos, medias o incluso zapatos.

Los amantes del fetiche de pies, tienen en Panty.com también una categoría para contactar entre ellos. En la categoría encontrarás contenido relacionado con los pies, pero también calcetines o medias, así como pantis o incluso zapatos usados. Disfruta de una sesión de fotos de pie o incluso un video dedicado en exclusiva para ti.

El fetichismo de pies es muy común, ¡disfrútalo!

Vía: Blog de Panty.com