Entrevista Liver34, modelo, vendedora de bragas usadas, y más.

No hay nada mejor que la experiencia de la gente real, para conocer mejor un tema. En este caso, hemos tenido el honor de hablar con una de las mejores vendedoras de bragas usadas de nuestra comunidad: LiveR34.

Mi nombre en Panty.com es LiveR34, pero todo el mundo me llama Nana. Ese extraño apodo escogido para la página es un chiste personal que hace referencia a la regla 34 de internet, que os animo a que busquéis si queréis entreteneros un rato 😉

Soy asturiana y tengo 29 años, aunque con la carita de pilla que tengo casi nadie lo diría. Divido mi tiempo entre mi casa, hacer de modelo fotográfica, diseñar ropa y mi trabajo en seguridad nocturna. Soy multiusos yo me animo a lo que haga falta. Tengo una vena artística que intento saciar dibujando desnudos y me declaro totalmente adicta a la música, el cine, los libros y los cómics.

¿Cuánto tiempo llevas vendiendo tu ropa interior?

El descubrimiento del mundillo y mi primera experiencia fueron ya hace años, en 2012. Pero llevo en Panty.com un año y poco y es genial, una plataforma cómoda que te lo pone fácil para contactar. He conocido otras y esta es sin duda la más cómoda para mi y por eso es la única en la que anuncio mis braguitas a día de hoy.

Cuéntanos cómo empezaste a vender tu ropa interior usada y por qué.

Como he dicho en 2012 fue mi primera vez. Yo estaba en una escuela de arte y eso no es barato a si que necesitaba algún ingreso relativamente rápido y fácil que me permitiera dedicar tiempo a mis estudios. Me planteé y busqué varias cosas pero al final di con un anuncio de un hombre que buscaba una modelo para hacer fotografías de desnudo en su casa.

La gente me dijo que estaba loca por responder a un anuncio así, que seguro que era un salido, un tarado o las dos cosas, etc. Debo decir que fue una experiencia novedosa, muy divertida. Y a raíz del éxito de esa sesión empezó a recomendarme a sus colegas e incluso hicimos varias sesiones en grupo.

Al terminar una de estas últimas se me acercó un chico de los que vinieron a hacerme fotos y, rojo como un tomate pero con dos bien gordas, me dijo que si podía quedarse la ropa interior que había usado al empezar las fotos.

Yo pensé que se estaba riendo de mí o que simplemente esa era su extraña forma de ligar. A si que con el desparpajo que me caracteriza le guiñé un ojo y dije: ¿Y tú qué me das?

Creo que esperaba que le gruñera o le cortara porque puso cara de sorpresa pero sacó la cartera y me pagó mi primer tanguita. Me siguió comprando cositas y a día de hoy seguimos teniendo relación.



¿Cómo ha sido tu experiencia hasta ahora?

Mi experiencia hasta ahora en Panty.com ha sido maravillosa. Evidentemente en este mundo hay de todo, más aún en internet y esto implica que no tienes porqué compartir gustos con todo el mundo pero, sinceramente, en general aquí la gente es educada, divertida y sabe bien qué busca. Cero malos rollos.

Cuéntanos el momento más divertido que has tenido hasta la fecha.

Pues para empezar diré que hay muchas formas de divertirse a si que es difícil escoger…jajaja

Creo que el momento más divertido fue hace unos meses. Mi madre estaba en casa de visita y yo, que soy de esas personas que no esconden nada y no tienen costumbre de cerrar puertas, me había puesto a sacarme fotos con un modelito picante para uno de los concursos de fotos que organizan aquí en Panty (en los que siempre participo y que os animo a visitar).

No se si algunos chicos son conscientes de las contorsiones que hay que hacer para poder sacarse una misma ciertas fotos y que se vean bien pero mi madre entró en el baño en mi momento más indecoroso y encima con tan buena suerte que pudo ver en la pantalla de mi móvil como la foto se estaba enviando a un tal «LameBragas» que me había comprado dicho modelito.

La miré y estaba rígida, creo que intentaba mantener la cara de póker mientras decidía si hacía como que no había visto nada o no. Pero yo no pude aguantarme y me dio un ataque de risa tremendo que se le pegó enseguida. Ahora cuando estoy con ella y suena mi móvil me pregunta que si es el lamedor, la verdad que estuvo bien y ahora tenemos un tabú menos, que es genial.

¿Cuáles crees que son las 3 palabras que te definen como vendedora?

Pues creo que esta siempre es una pregunta difícil. Dime de qué presumes y te diré de qué careces… Pero si me obligan a escoger yo diría que elegante, húmeda y coqueta.

¿Cómo ha influido este fetiche en tu sexualidad?

Pues supongo que lo más atractivo sería decir que ha afectado mucho y la ha mejorado notablemente, pero siendo fieles a la verdad llevo toda mi vida disfrutando de una sexualidad plena, muy divertida y diversa. No tengo complejos y me encanta disfrutar del contacto, del tacto y la fluidez de un buen encuentro. Pero es cierto que es una nueva diversión y la variedad es más que bien venida. A si que me atrevo a decir que ha afectado más a mi «sexualidad en pareja» que a la mía personal. Mi chico sabe lo que hago y lo disfruta conmigo.

Y por último, ¿cómo te ves en el futuro como vendedora de ropa interior usada?

Sinceramente no lo se, no es algo que me plantee de esa forma. Para mi es más una diversión y una manera de ponerle sal a la vida. Normalmente uso el dinero para comprar más ropa interior o conjuntos de lencería con los que poder hacerme fotos. Simplemente espero seguir disfrutando de ello que el cuerpo aguante.

La tienda liveR34 es una galería de arte. Descubre más en su perfil, y recuerda que para contactar con ella sólo necesitas un clic, ¡aquí!