5 ejercicios para mejorar las relaciones en la cama.

El entrenamiento físico constante además de ser bueno para tu salud, también beneficia tu vida sexual. Hay varios ejercicios que pueden mejorar el rendimiento sexual, tanto de él como de ella, y que si se hacen con constancia pueden llevar a placeres inexplorados.

El denominado Sex Gym, es decir, gimnasia para el sexo, son ejercicios físicos que te ayudan a fortalecer aquellas partes del cuerpo que son particularmente útiles durante el acto sexual y te ayudan a aumentar la resistencia en la cama.

Tener sexo durante 15-20min te ayuda a quemar hasta 600 calorías, por lo que estar en forma es clave para poder mantener el ritmo.

El entrenamiento constante ayuda a fortalecer tus músculos, el equilibrio y la flexibilidad de tu cuerpo, todo lo que es esencial si quieres experimentar posiciones un poco más difíciles o si quieres llevar el placer en tus relaciones al siguiente nivel.

Los ejercicios físicos, además de ayudarte a mejorar tu vida sexual, te ayudan a liberar sustancias que aumentan la libido y el impulso sexual. Esto se debe a la liberación de la hormona de la felicidad y la testosterona.

Si has decidido que hoy es el día en el que empezarás una vida más saludable, estás de suerte porque te traemos los 5 ejercicios que necesitas añadir a tu rutina de entrenamiento para una mejor vida sexual.



Gimnasio sexual: 5 ejercicios físicos para mejorar tu rendimiento en la cama.

Sentadillas: El ejercicio para los muslos y los glúteos.

Para mejorar el rendimiento sexual, tenemos que empezar con las piernas y los glúteos. La postura en cuclillas también entrena el interior de los muslos y la parte inferior del cuerpo.

Este ejercicio no puede faltar en cada sesión de entrenamiento. Además lo puedes realizar con muchas variables y es fácil de realizar estés donde estés. También tenemos que adelantarte que es uno de los más agotadores, pero uno de los que más te ayudarán a ganar resistencia en la cama.

Un entrenamiento constante de sentadillas hará que tus relaciones sexuales se vean mejoradas en poco tiempo.

Cómo hacer el ejercicio: estando de pie de manera recta, sólo necesitas bajar la zona de los glúteos mientras que flexionas las rodillas. No olvides tener las piernas abiertas a la altura de tus hombros y mantener la columna recta mientras bajas. Para poder realizar correctamente este movimiento, a la vez que bajas eleva tus brazos hacia el frente de manera recta y hasta una posición de 90 grados con tu cuerpo. Recuerde siempre que cada sentadilla debe ir acompañada de una respiración correcta. Inspira cuando te bajes y exhala cuando subas.

Puente de glúteos: El ejercicio para los glúteos y el suelo pélvico.

Este ejercicio trabaja los glúteos, caderas y abdominales inferiores, y estimula el músculo del suelo pélvico. El entrenamiento del suelo pélvico es muy importante especialmente en las mujeres porque mejora la contracción orgásmica y promueve un mayor placer.

Cómo hacer el ejercicio: túmbate sobre una colchoneta con la espalda recta en el suelo y las rodillas dobladas a 45 grados, los pies sobre el suelo y los brazos extendidos a lo largo del cuerpo también sobre el suelo. Recuerda siempre respirar e inhalar mientras realizas el ejercicio. Comienza levantando la pelvis empujando mientras empujas con los talones hacia el suelo y aprieta los glúteos mientras que mantienes la espalda recta. Una vez tu cuerpo ha quedado en forma diagonal y sólo apoyas la zona superior del torso y la cabeza en el suelo, baja todo tu cuerpo a la postura inicial.

El Hula Hoop: El ejercicio para las nalgas, caderas y zona abdominal.

Este ejercicio para mejorar tu rendimiento en la cama te permite mejorar la fuerza de tus glúteos, cadera y la zona baja abdominal. Quemarás muchas calorías mientras que además te diviertes. Además bailar el hula hoop te ayudará a mejorar la circulación de la sangre. ¡Estará todo listo para tu próximo orgasmo!

Cómo hacer el ejercicio: Coloca el hula hoop en tus caderas y un pie hacia adelante. Empuja el aro con los brazos para crear la rotación y síguelo con la pelvis. Necesitarás práctica y un poco más de tiempo que el resto para poder practicarlo con soltura, pero los resultados merecen la pena.

Flexiones: ejercita hombros y brazos.

En ocasiones en la cama nos ponemos creativos, y hay momentos en los que puede que necesites colgarte de tu pareja, sujetarle con los brazos o incluso mantener tu propio peso con tus brazos. Son estos momentos en la cama en los que haber realizado una buena rutina de ejercicios nos ayudará a centrarnos en el placer y olvidarnos de la resistencia física.

Tu torso y brazos necesitarán estar fortalecidos para poder mantener el ritmo, así que, ¿a qué esperas?

Cómo hacer el ejercicio: Túmbate en el suelo mirando hacia abajo, con el cuerpo estirado encima de una esterilla de ejercicios. Levántate doblando los codos con una inclinación de 45 grados y alineados con tus hombros. Empuja con las palmas de tus manos en el suelo para conseguir elevar el pecho hasta que tus brazos estén totalmente rectos.

La dificultad de este ejercicio estará en cómo decidas colocar tus piernas. Si estás empezando es recomendable que tengas un apoyo en tus rodillas y empieces con el peso tan sólo de tu tronco. Si ya has conseguido pasar esta fase con éxito, apoya tus pies de modo que tengas toda la zona inferior del cuerpo siempre elevada sin tocar el suelo.

Ejercicios de Kegel: Entrenamiento de los músculos internos.

Los ejercicios de Kegel entrenan el suelo pélvico, mejoran el placer sexual y ayudan a prevenir la incontinencia urinaria en el futuro.

Cómo hacer el ejercicio: los músculos que tenemos que entrenar son los que se contraen al intentar contener el pis. Para entrenarlo, túmbate boca abajo sobre la esterilla de ejercicio (mejor si haces pis primero), luego contrae el músculo durante 10 segundos inhalando, y suelte lentamente durante otros 10 segundos exhalando. En realidad, el ejercicio se puede hacer en cualquier lugar, incluso mientras estás en la cocina preparando la cena, o sentado mientras trabajas. Las pelotas de yoga también pueden ayudarte a realizar este ejercicio.

¿Conocías estos ejercicios para mejorar tus relaciones sexuales? Quizás ahora que sabes que podrán ayudarte, los incorporas de manera más seguida a tu entrenamiento semanal.

Una alimentación sana también te ayudará a tener mayor vitalidad, por lo que tu potencia sexual no sólo depende del ejercicio que realices, sino que nunca debes olvidar otros factores.

Vía: Blog de Panty.com